martes, 11 de noviembre de 2014

Heterogeneidad en la tasa de capturas (diferencia norte - sur del levante ibérico)

Ya llevamos prácticamente 6 meses desarrollando el proyecto de reducción de las capturas accidentales de aves marinas en el sur del levante ibérico. Hemos realizado cerca de 30 embarques en palangreros de fondo y unas 25 encuestas (Andalucía y Murcia), además de hablar con un gran número de pescadores. Con esta información lo que parece claro es que no existe una problemática grave de capturas accidentales en palangreros de fondo en esta área, a diferencia de otras áreas de la cuenca mediterránea como Catalunya o Baleares donde éstas constituyen una grave amenaza para algunas especies como la pardela balear (Puffinus mauretanicus) o la Pardela cenicienta (Calonectris diomedea).

Elisa tomando datos en uno de los embarques en un palangrero artesanal de fondo
Estas diferencias espaciales en la tasa de captura de aves marinas puede ser debida a muchos factores, desde relacionados con el arte de pesca y las costumbres de los pescadores (configuración del palangre, peso del palangre, horarios de pesca, tipo de cebo, etc) a relacionados con la propia presencia y actividad de las aves (proximidad de las principales colonias de estas especies o zonas de alimentación más propicias).


Pongamos ejemplos que ilustren esta heterogeneidad: La zona del Estrecho de Gibraltar es una de las principales áreas de pesca del voraz o besugo de la pinta (Pagellus bogaraveo), sólo en Tarifa hay unas 50 embarcaciones dedicadas a esta pesquera. Al ser una zona de fuertes mareas el palangre utilizado es muy específico y adaptado a la zona, se usan piedras de 25 kg, esto hace que las líneas de palangre (formadas por unos 70 anzuelos) se hundan con gran rapidez, lo que reduce o prácticamente elimina la posibilidad de que una ave pueda resultar atrapada en un anzuelo.

La pesca del voraz en el estrecho

En la zona del Mar de Alborán (costa almeriense y murciana) hay una pequeña flota de palangre de fondo dedicada básicamente a la pesca del pargo (Pagrus pagrus), la gallineta (Scorpaena sp.) y el dentón (Dentex dentex) así como embarcaciones que durante la veda del pez espada (Xiphias gladius) se dedican a la pesca del voraz (piedra bola). En ambos casos la mayoría de las caladas se dan durante la noche lo cual también reduce mucho la probabilidad de capturas accidentales (es el momento del día en que las aves están menos activas). El cebo utilizado en esta área suele ser alacha, boga o pota (troceado) a diferencia por ejemplo de Catalunya donde se suele utilizar sardina entera para la pesca de la merluza (este cebo es mucho más atractivo para las aves).

Aureliano calando el palangre durante la noche

Cebo: alacha troceada y pota
A pesar de que en la zona del sur del levante encontramos dos colonias de pardela cenicienta (islas de Terreros y Palomas) éstas son de una importancia numérica mucho menor que las que podemos encontrar en las Islas las Baleares. Así probablemente en la zona norte también exista una mayor densidad de estas aves que en el sur (al menos durante la época de cría, cuando son más vulnerables a las capturas accidentales).

Probablemente estas diferencias en las tasas de captura no se deban a un solo factor, sino a la suma de varios factores que hacen la zona del sur del levante ibérico mucho menos susceptible a las capturas accidentales de aves en palangreros de fondo.

Durante el 6, 7, 8 y 9 de diciembre se celebra en Madrid el XXII Congreso Español de Ornitología organizado por SEO/BirdLife. En él mi compañera Elisa y David presentaran un poster cada uno con los resultados preliminares del proyecto. Además la coordinadora del proyecto (Vero Cortés) presentará de forma oral los resultados de las medidas de mitigación que ha estado testando en Catalunya durante los últimos 2 años. ¡Esperamos vuestra presencia!


¡Un saludo y hasta pronto!



No hay comentarios:

Publicar un comentario